La Paz, 12 de junio de 2024
funny GIF

Desastre nacional por incendios y sequías en Bolivia

-Un decreto autoriza el uso de recursos extraordinarios y permite ayuda internacional. Hasta el momento se registra una pérdida de 1.393.000 hectáreas cifra menor a la registrada en 2019, cuando se reportaron 4.500.000 hectáreas.

Incendios en la Chiquitania/ Foto: RRSS

Innovapress, 8 oct 2020.- El Gobierno declaró este jueves desastre nacional por los incendios y sequías en gran parte del territorio nacional lo que allana el camino para el uso de recursos extraordinarios y recurrir a la ayuda internacional.

“Pido unidad para enfrentar el fuego, ayudar a los posibles damnificados y para proteger el medio ambiente y los animales. Estamos declarando desastre nacional por sequía y por incendios, es una necesidad, tenemos fuertes amenazas, no quisiéramos que suceda lo del año pasado y estamos a tiempo”, afirmó la primera autoridad del país.

Áñez recordó que la crisis iniciada en noviembre pasado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y en agosto para atentar contra la democracia no pudo para realizar una transición democrática, es decir, “los bolivianos sabemos enfrentar crisis y ahora también vamos a enfrentar los desafíos de los incendios y de la sequía”.

Hasta el momento se registra una pérdida de 1.393.000 hectáreas por los incendios en distintas regiones del país, esa cifra es menor a la registrada en 2019, cuando se reportó una afectación de 4.500.000 hectáreas, según el Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

El Observatorio del Bosque Chiquitano señala que son 187 focos de calor y quemas activas en áreas naturales protegidas de Santa Cruz, principalmente en la Reserva Municipal Copaibo, el Parque Nacional Noel Kempff Mercado y el Área Natural de Manejo de Integrado (ANMI) San Matías.

La semana pasada, Áñez también anuló el polémico decreto 3973, con el fin de “terminar con el desmonte y la quema indiscriminada de nuestros bosques”.

Esa norma fue emitida en julio del 2019 por el entonces presidente Evo Morales y fue catalogada como incendiaria, luego de la devastación que causaron los incendios forestales el año pasado principalmente en la Chiquitanía y el Chaco, que arrasaron con más de seis millones de hectáreas.

De acuerdo con el monitoreo realizado por la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), entre enero y agosto de este año la mayor superficie arrasada corresponde al departamento del Beni con 450 mil hectáreas quemadas, mientras que, en el departamento de Santa Cruz, el territorio afectado por las llamas alcanza las 360 mil hectáreas. La información satelital de FAN también indica la pérdida, principalmente de sabana, al interior del Parque Nacional Noel Kempff Mercado.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, afirmó que no había otra manera que enfrentar la crisis ocasionada por los incendios, sino por la promulgación de esa norma.

“El gran valor de este decreto es fundamentalmente pedir ayuda internacional, tener las puertas abiertas para que hermanos amigos del exterior se fijen en nuestra Patria y nos den la mayor colaboración posible”, acotó.

Anunció que el Comando Nacional de Incidencia Nacional se instalará en Santa Cruz instancia a la que llegarán autoridades nacionales de todos los ministerios, de los comunarios, autoridades locales para realizar una planificación centralizada y una administración descentralizada en cada uno de los focos de incendios.

IP/MP

Send this to a friend