La Paz, 27 de febrero de 2024
funny GIF

Gobierno llama al diálogo a médicos, califica de inhumano el paro y estos rechazan cualquier acercamiento

-En caso extremo se contratará personal médico del exterior a fin de garantizar la salud de la población, manifestó el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez. Está prohibida la suspensión de atención a la ciudadanía.

Protesta de galenos en el centro de la sede de Gobierno/ Foto: Internet

Innovapress, 19 feb 2021.- El Gobierno en la persona del presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, convocó al diálogo al Colegio Médico de Bolivia que determinó un paro de labores indefinido en medio de la pandemia a lo que calificó de “inconcebible e inhumano” mientras que los galenos rechazaron cualquier acercamiento.

Este jueves el Consejo Nacional de Salud (Conasa) determinó un paro indefinido de actividades hasta el 28 de febrero como medida de protesta ante la promulgación de la Ley de Emergencia Sanitaria que –en su criterio- vulneraría la práctica médica de los profesionales en salud.

“En nuestro país lamentablemente por culpa de algunos dirigentes del colegio de médicos, asumen una medida extrema que es totalmente inhumana e inconcebible, sin embargo, llamamos al diálogo a todos los médicos que están movilizados, a que se pueda entablar el diálogo que es la única instancia para resolver diferencias y por supuesto su desacuerdo en torno a la Ley de Emergencia Sanitaria”, expresó.

Instó al Gobierno a convocar al diálogo a los médicos, no obstante, señaló que se debe conversar sobre la reglamentación y no de la abrogación o derogación de la Ley.

Rodríguez negó que la norma afecte el derecho a la protesta y viabilice la contratación de médicos cubanos, como afirman desde sectores médicos. Agregó además que sus efectos son temporales, por momentos de emergencia.

Sostuvo que algunos médicos rechazan la ley porque afectaría a sus negocios en clínicas privadas, donde se hacen cobros excesivos.

“No hay razón, no hay motivo de ninguna manera (en la realización del paro). La ley está en favor de la gente que más necesita, por lo menos en este momento tan delicado, está en favor de la gente más pobre que necesita servicio de salud público”, indicó.

Admitió que en “caso extremo se posibilitará” la contratación de “médicos especializados del extranjero”, postura a la que los salubristas se oponen.

“En caso extremo de que fuesen rebasados por la crisis sanitaria se posibilitará (contratar) a médicos especializados en el extranjero, o que en el caso extremo necesiten en áreas rurales donde médicos nacionales no quieren ir a hacer el servicio”, afirmó Rodríguez.

Los médicos resolvieron el jueves que no acudirán a la reglamentación de la norma porque no pueden regular una ley que es rechazada por los salubristas y que conculca sus derechos reconocidos por la Constitución Política del Estado.

Por su parte, la viceministra de Salud, Alejandra Hidalgo, señaló que dentro de la Ley 1359 no se prohíbe ningún tipo de protesta, pero, continuó, lo que está escrito “es que no pueden parar los servicios de atención, esta ley es en beneficio de la población que en tiempos de pandemia quiere atención médica. En ese sentido exhortamos a los médicos a reiniciar las actividades”.

Colegio médico no asistirá al diálogo

Entre tanto, el Colegio Médico de Bolivia rechazó cualquier acercamiento con el Ejecutivo y formar parte de la reglamentación a la Ley de Emergencia Sanitaria ya que lo consideran inconstitucional.

En criterio del sector, sin bien en una primera instancia hubo un diálogo para modificar tres artículos que se habían observado, no hubo tiempo para que se puedan realizar otras observaciones, debido a que ya había estado en curso su tratamiento en el Legislativo.

Por ello, el secretario de asuntos gremiales del Colegio Médico de La Paz, Édgar Villegas, afirmó que si son convocados para dialogar asistirán, pero solo para ratificar su posición de que no pueden ser parte de una reglamentación que, dice, es inconstitucional.

“Nosotros no podemos prestarnos al juego de ir a reglamentar una ley anticonstitucional, porque la posición de los profesionales en salud es defender la Constitución Política del Estado, las leyes vigentes y defender, sobre todas las cosas, la salud del pueblo boliviano”, afirmó.

IP/MP

Send this to a friend