La Paz, 12 de junio de 2024
funny GIF

OEA decide llevar actuaciones de Evo Morales y de Jeanine Áñez a la Corte Penal Internacional

-Pide a la Fiscalía del máximo tribunal internacional investigar actuados de comisión de delitos de lesa humanidad. Rechaza la calificación de “injerencia colonialista” que hizo la Cancillería al organismo internacional.

La Organización de Estados Americanos pidió la intervención de la Corte Penal Internacional de Justicia/ Foto: tomada de Internet

Innovapress, 17 mar 2021.- La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) comunicó que remitirá ante la Corte Penal Internacional (CPI) los antecedentes respecto a presuntos actos de lesa humanidad cometidos desde el último gobierno de Evo Morales y la gestión transitoria de Jeanine Áñez y los bullados casos Senkata y Sacaba.

La OEA, a través de su secretario general Luis Almagro, ya había anunciado ese propósito con el argumento de que “el sistema judicial boliviano no está en condiciones de brindar las mínimas garantías de juicio justo, de imparcialidad y de debido proceso”, especialmente en la detención de la expresidenta Jeanine Áñez.

“La Secretaría General de la OEA ha dispuesto los trabajos necesarios para el envío a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de los antecedentes correspondientes a presuntos actos de lesa humanidad a partir del último gobierno del ex Presidente Evo Morales hasta la actualidad, con la necesaria investigación del gobierno de transición al respecto, especialmente de los casos de Sacaba y Senkata”, sostiene el comunicado.

El organismo internacional añade en esas líneas que toma ese paso con “el afán indeclinable de que la verdad, la justicia y la no repetición sean el signo que paute la convivencia del pueblo boliviano”.

La OEA también señala que se remitirá a la CPI las conclusiones e informes del Grupo de Expertos que está en Bolivia investigando los hechos de violencia de 2019.

En el comunicado, la Secretaría General considera absurda la acusación de que haya participado en un “golpe de Estado”, tomando en cuenta que el organismo pidió en 2019 que el mandato de Evo Morales no sea interrumpido.

A la vez, rechaza el comunicado de la Cancillería boliviana en el cual se acusa a Luis Almagro de no tener la autoridad moral ni ética para referirse a Bolivia, atribuyéndole una “injerencia colonialista”.

Recuerda que la OEA participó del proceso electoral de 2019 con la Misión de Observación Electoral y la Misión de Auditoría por invitación del Estado Plurinacional de Bolivia, con acuerdos firmados entre la Secretaría General y el país, y no por ninguna “injerencia colonialista”. Considera que ese concepto es “completamente absurdo en este caso”.

La OEA repudia “el tono represivo y amenazante” del comunicado de la Cancillería, así como el afán de personalizar en Luis Almagro decisiones y posiciones institucionales de la Secretaría General.

IP/MP

Send this to a friend