La Paz, 15 de junio de 2024
funny GIF

“Después del fallo de La Haya, debemos mirar el futuro”: Brockmann

-En la línea del presidente Luis Arce, coincide en que urge tomar a Chile como un vecino y no como un enemigo y encausar, primero, las relaciones diplomáticas.

El historiador y docente universitario, Robert Brockmann/ Foto: tomada de Internet

Por Carlos Andrés Torrico

Innovapress, 23 mar 2021.- El historiador y profesor universitario, Robert Brockmann, considera que Bolivia debe explorar nuevas alternativas para llegar a acuerdos comerciales y de relación con Chile y restablecer las relaciones diplomáticas partiendo por ser más optimistas en mirar al futuro y no resquebrajarse en asuntos de la historia que por más de un siglo condenaron a Bolivia a esperar impotente una salida al mar.

Brockmann pondera la labor del expresidente Evo Morales porque tuvo la valentía -dice el profesor- de plantearle a Chile una salida soberana al mar a través de un litigio internacional, que no fue tan fructífero para el lado boliviano, pero que dejó expedito el camino para insistir en el diálogo y la vía diplomática. Esta la entrevista concedida a Innovapress.

-Usted es autor del libro “Tan lejos del mar”, publicado este 2021. Desde ese entonces, ¿cuánto se ha reducido o incrementado la distancia hacía el mar?

-Hoy estamos muy lejos. Estamos tan lejos como siempre hemos estado y, yo diría, que más lejos aún. Creo que hemos estado lejísimos del mar, a partir de 1929, hasta el fallo de La Haya en 2018. Prácticamente 90 años hemos ensayando una serie de posibilidades y de enfoques para tratar de reivindicar el territorio marítimo, sin éxito.

-¿Cómo afecta el fallo de La Haya a las aspiraciones bolivianas de tener un acceso soberano al mar?

-Después del fallo de La Haya, debemos mirar el futuro. La verdad es que esa (la demanda marítima) fue una apuesta muy fuerte y muy valiente del gobierno del expresidente Morales. El fallo negativo de La Haya nos coloca definitivamente lejos del mar. No creo que haya ninguna posibilidad de volver a retomar la iniciativa, por parte de Bolivia, para plantear un acceso soberano al mar. Por lo menos, nosotros no lo vamos a ver; va a tomar varias generaciones más.

-¿Cuál es el rol que la ciudadanía debería asumir a futuro?

-Ojalá que la población tome consciencia de este hecho porque nuestra política doméstica ha creado una cultura de reclamo marítimo absolutamente desmedido. Antes del fallo había escazas posibilidades, hoy son nulas. Lo que seguimos haciendo es seguir reclamando el mar y eso es negativo para la psiquis boliviana.

-¿Cuáles son las nuevas alternativas que debería explorar el Gobierno?

-Los bolivianos hemos construido a lo largo de nuestra historia, especialmente en los años sesenta, el discurso de victimismo, de la derrota, etc. Ahora que se ha cerrado la puerta jurídica, porque internacionalmente se ha probado que no procede el pedido boliviano, deberíamos tratar de normalizar la relación con nuestro vecino.

Debemos empezar a ver a Chile como nuestro vecino y no como enemigo. Estoy convencido de que, si hubiéramos tenido una relación más normal, habríamos podido avanzar más hacia una relación más comercial porque nuestras economías son muy complementarias. La verdad es que hay un montón de instrumentos internacionales específicamente diseñados para facilitar el acceso al mar a los países mediterráneos y todavía no los hemos explorado. Es hora de ver esas alternativas, tomando en cuenta que Chile tiene el fallo de la Haya a su favor.

Se necesita un enfoque valiente y el presidente Luis Arce tiene la posibilidad de dar un enfoque nuevo y debería restablecer las relaciones diplomáticas con Chile.

IP/AT/MP

Send this to a friend