La Paz, 19 de julio de 2024
funny GIF

INICIO PAÍS ECONOMÍA SOCIEDAD/SEGURIDAD TECNOLOGÍA DEPORTES MUNDO ESPECTÁCUILOS/CULTURA REPORTAJES

INICIO

Luis Almagro y la OEA, de las guirnaldas de coca a la injerencia interna de Bolivia

-De estar a la par y apoyar abiertamente al MAS de Evo Morales, terminó generando la crisis de 2019. El alto funcionario tuvo un rol fundamental en los momentos políticos más importantes de los últimos años: referendo del 21 de febrero del 2016, elecciones generales, proclamación de Áñez en 2019 y elecciones presidenciales en 2020.

Evo Morales Y Luis Almagro en el Chapare/ Foto: Correo del Sur

Carlos Andrés Torrico

Innovapress, 28 mar 2021.- Una actitud por demás polémica y contradictoria es la que caracteriza al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, cuando de apoyar abiertamente al gobierno de Evo Morales pasó a ser uno de sus principales detractores porque afianzó el lema y la postura de “fraude electoral”. Fue recibido con guirnaldas de coca y termina cuestionando el “golpe de Estado” por el que la expresidenta Jeanine Áñez se encuentra tras rejas.

Lo hechos lo demuestran, tras la anulación de las elecciones generales en 2019, continúa exacerbando las posiciones y división interna en Bolivia al cuestionar el andamiaje de la justicia y asumir una defensa abierta a la expresidenta Jeanine Áñez y dar la espalda a quien fuera uno de sus principales admiradores, Evo Morales.

En febrero del 2016, envió una misión de observación que felicitó la participación de la ciudadanía en el entonces referéndum por la reelección. En las elecciones generales del 2019, concluyó en “manipulación” y, luego, respaldó el Gobierno de Jeanine Áñez. En 2020, avaló los resultados electorales que ganó Arce a quien criticó.

¿Quién es Luis Almagro?

Almagro (Cerro Chato, Uruguay, 1963) es un político controvertido. Fue parte del Partido Nacional de centro derecha y de la coalición Frente Amplio de Izquierda. El también abogado fue canciller de su país (2010-2015), durante el Gobierno de José Mujica, los últimos años de su gestión, asumió una posición crítica sobre Venezuela. En marzo del 2015 fue elegido Secretario General de la OEA y, en 2020, reelegido.

La cordialidad de los chapareños en la visita de Almagro: Foto: Los Tiempos

Durante su primera administración a cargo de la OEA, Venezuela anunció que se retiraría voluntariamente de la organización, debido a que se convocó a tratar la crisis venezolana. Almagro fue una voz fuerte contra el régimen de Nicolás Maduro.

El uruguayo logró que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitara Nicaragua, que denunció graves violaciones de parte del régimen de Daniel Ortega.

El hito más importante, con relación a Bolivia, fue el informe de la auditoría de la OEA que daba cuenta de las “graves irregularidades” en las elecciones presidenciales en 2019.

Actualmente, Almagro se define a favor de la paz, seguridad, democracia y derechos humanos.

21F

El referéndum constitucional se realizó el 21 de febrero del 2016, con el fin de aprobar o rechazar el proyecto de modificación constitucional, para permitir al presidente o vicepresidente de Bolivia postularse a ser reelectos a una nueva elección.

“¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos dos veces de manera continua?”, fue la pregunta que presentó la papeleta de votación.

Durante la votación, la OEA observó el referéndum en Bolivia. Almagro resaltó el “espíritu de apertura”, la capacidad de “transparentar” y de “legitimar más los procesos electorales”.

Evo Morales, Luis Almagro y Diego Pari en el Chapare/ Foto: El Diario

El “No” ganó con un total de 51,30% de los votos, mientras el “Sí” obtuvo el 48,70% de votos restantes. La Misión de la OEA felicitó alta participación, espíritu cívico y sentido democrático de los bolivianos.

Un año más tarde, ante la insistencia del entonces presidente Evo Morales para repostularse, dentro del marco de los derechos humanos, Luis Almagro pidió respetar el resultado del referéndum.

“(Evo Morales) deberá respetar decisión popular que dijo NO a la reelección. Ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo”, publicó en Twitter Almagro en ese entonces.

Guirnaldas de coca

Después de haber tenido una serie de impasses con Evo Morales, el Secretario General de la OEA visitó Bolivia en marzo del 2019. Almagro fue recibido por Morales con guirnaldas de hojas de coca en un a estrecha relación, claro estaba, que buscaba apoyo del exmandatario boliviano para su reelección en la OEA, su segundo mandato.

La visita incluyó paseos en el Chapare junto a Morales, quien le explicó al diplomático de la OEA el proceso de producción de la coca y los proyectos alternativos de desarrollo que existen.

La visita de Almagro concluyó, sin que este se pronunciara sobre la reelección de Morales. Poco después el MAS inició su campaña política, de cara a las elecciones generales.

El 18 de mayo de 2019, en su visita a la Casa Grande del Pueblo en La Paz, Almagro dio su aval a la repostulación de Evo Morales que antes criticó.

“Sobre el tema específico de la reelección, hemos dicho con claridad que si el tema se va a resolver hoy en el sistema interamericano con el nombre de Evo Morales eso sería decir que Evo Morales hoy no puede participar, eso sería absolutamente discriminatorio con los otros presidentes que han participado en procesos electorales sobre la base de un fallo judicial reconociendo la garantía de sus derechos humanos”, afirmó Almagro.

Fraude electoral

Las elecciones generales se realizaron el 20 de octubre del 2019. Este proceso electoral se vio cuestionado por partidos de oposición, organizaciones y diversos sectores de la sociedad boliviana, que iniciaron protestas y acusaron al entonces presidente Evo Morales de haber cometido un fraude electoral luego de que se interrumpiera la transmisión no oficial de conteo rápido, que con el recuento al 83,76%, mostraba que si bien Morales lideraba en la votación, éste no alcanzaba la diferencia de votos necesaria para evitar una segunda vuelta electoral que lo enfrentaría con el candidato de la oposición Carlos Mesa.

Las denuncias de fraude derivaron en revueltas sociales/ Foto: Telesur

Días después, se anunció que Evo Morales logró el 47,08% de los votos, mientras que Comunidad Ciudadana del candidato opositor Carlos Mesa sumó el 36,51%, quedando descartada una segunda vuelta.

Sobre ello, dos informes de la OEA, uno preliminar antes de la publicación de resultados oficiales y el informe final emitido con posterioridad, dieron cuenta de supuestas irregularidades en el recuento de votos.

El documento final de la OEA concluyó que hubo “operaciones dolosas” que alteraron “la voluntad expresada en las urnas”. “Las manipulaciones e irregularidades señaladas no permiten tener certeza sobre el margen de victoria del candidato (Evo) Morales sobre el candidato (Carlos) Mesa”, apuntó el informe.

Almagro respaldó los resultados de la Misión de Observación y recomendó repetir las elecciones.

El supuesto de un “fraude electoral” ocasionó una grave crisis política en Bolivia que llevó a la renuncia de Evo Morales, tras una serie de protestas en el país.

Almagro y Áñez

Luis Almagro sostuvo en varias ocasiones que en Bolivia se dio un golpe de Estado cuando Morales cometió “fraude electoral”.

“En Bolivia hubo un golpe de Estado el 20 de octubre cuando Evo Morales cometió fraude electoral”, afirmó ante el Consejo Permanente del Organización de Estados Americanos en Washington.

En noviembre del 2019, la Organización de Estados Americanos (OEA) respaldó al Gobierno transitorio de Jeanine Áñez y ofertó apoyo electoral para los futuros comicios presidenciales. Almagro llamó a la pacificación del país y a retomar los caminos democráticos.

“Conversé con @JeanineAnez, Pdta de Gobierno provisional de Bolivia. Transmití apoyo de Secretaría General @OEA_oficial (…)”, escribió Almagro.

Denuncias de injerencia

La OEA participó con una Misión de Observación Electoral en los comicios del 18 de octubre del 2019 y afirmó que no presenció irregularidades y que el triunfo de Luis Arce del MAS. De esa manera, validó el nuevo Gobierno de Arce.

Sin embargo, Almagro continuó afirmando que el fraude de Morales “quedó en evidencia” porque intentaba mantenerse en el poder.

“El golpe de Estado es el de Evo cuando pretende quedarse con una elección que no había ganado”, dijo Almagro en una entrevista en noviembre del mismo año.

Desde comienzos del 2020, el oficialismo insiste en la injerencia de Almagro, como un actor que impulsó un “golpe de Estado”.

Este mes de marzo, el ministro de Justicia, Iván Lima, informó que el gobierno de Luis Arce decidió llevar a juicio a Luis Almagro, por su rol durante la crisis política y social de 2019.

“La decisión del gobierno nacional es llevar a juicio al señor Almagro en las instancias que correspondan; estamos evaluando los caminos jurídicos y probablemente no sean excluyentes, probablemente podamos seguir todos simultáneamente”, dijo la autoridad.

Almagro ahora defiende abiertamente el régimen de Jeanine Áñez/ Foto: composición Internet

Después del arresto de la expresidenta transitoria, Jeanine Añez, Almagro advirtió que los instrumentos judiciales bolivianos “se han transformado en instrumentos represivos del partido de Gobierno”.

“En los últimos meses, se ha constatado la cancelación o sobreseimiento de diferentes juicios contra partidarios del MAS (Movimiento Al Socialismo), así como amenazas de persecución judicial a políticos opositores al Gobierno (…) Lamentablemente, esas amenazas se han concretado en muchos casos”, manifestó.

El presidente Arce también denunció la injerencia de la Organización de los Estados Americanos y calificó su rol como una “intromisión clara” en los asuntos internos de Bolivia. Además, adelantó que hará conocer esos hechos ante la comunidad internacional.

“El tema de la OEA está claro para todos los países. No es solamente la impresión que tenemos en Bolivia del papel de la injerencia que ha tenido esta organización a la cabeza de Luis Almagro”, agregó en conferencia de prensa (el pasado 26 de marzo), después de su primer viaje oficial a México.

El Jefe de Estado enfatizó que seguirá haciendo conocer ante la comunidad internacional la inconstitucionalidad del Gobierno de Áñez y la injerencia de la OEA en el país.

IP/AT/MP

Send this to a friend