La Paz, 13 de abril de 2024
funny GIF

Presidente afirma que en esta gestión habrá erradicación concertada de cultivos de coca

– El Ejecutivo se ha propuesto erradicar 9.000 hectáreas. Reafirmó que tampoco habrá cultivos en parques nacionales y áreas reservadas.

El presidente Luis Arce pasa revista a la Fuerza de Tarea Conjunta enChimoré/ Foto: ABI

Innovapress, 1 abr 2021.- En el inicio de la erradicación de plantaciones excedentarios de coca en un acto especial en Chimoré, el presidente Luis Arce expresó este jueves que no habrá erradicación forzosa, sino concertada con los productores de la hoja sagrada.

“Hoy reafirmamos no solo que estamos retomando esta política exitosa de control social y de erradicación concertada de cultivos, sino que vamos a profundizar este modelo. Ya lo hemos dicho en varias ocasiones como Gobierno, no puede haber libre cultivo de coca, pero tampoco puede haber coca cero”, enfatizó.

“Así también reafirmo que mantendremos lo que nos dicta nuestra ley: No vamos a permitir que haya cultivos de coca en parques nacionales ni reservas forestales (porque) son áreas no autorizadas y la Fuerza de Tarea Conjunta priorizará su labor (en esos sitios)”, advirtió el primer mandatario.

No obstante, exteriorizó su preocupación por el incremento de cultivos de coca y consideró que eso es un claro ejemplo de lo que pasa cuando el país se aleja de un “modelo exitoso” de erradicación sobre la base del control social y respeto a los derechos humanos.

De esa forma, el presidente Arce arrancó la segunda fase de la racionalización de cultivos excedentes de coca para la gestión 2021 y fijó la meta de 9.000 hectáreas previa concertación.

“El aporte de nuestras organizaciones sociales en la racionalización de los cultivos es esencial para lograr nuestra meta en este año, de erradicar 9.000 hectáreas”, indicó en un acto realizado en el municipio de Chimoré del trópico de Cochabamba.

El proceso se desarrollará para eliminar 7.000 hectáreas de cocales en el trópico de Cochabamba y 2.000 en los Yungas paceños.

El presupuesto programado para las tareas de racionalización de la coca excedente de este año asciende a 107 millones de bolivianos y demandará el despliegue de 1.750 militares, policías y personal civil.

En su discurso, el mandatario anunció que se retomará el exitoso modelo de control de cultivos excedentes de coca nacional, con el retorno al diálogo y el respeto de los derechos humanos de los productores de la hoja sagrada.

El mandatario lamentó, por otro lado, que el modelo exitoso y ponderado por instancias internacionales haya sido interrumpido por el golpe de Estado de 2019 y el régimen de Jeanine Áñez, por lo que Naciones Unidas reportó que se superó las 32.000 hectáreas de coca en 2020 en el país.

Recordó que el régimen de Áñez intentó volver a las viejas políticas dictadas desde el Gobierno de Estados Unidos de militarización, violación de derechos humanos y criminalización del productor de coca.

“Lo que hemos vivido el año 2020 en el trópico de Cochabamba no puede volver a ocurrir. Nunca más la erradicación de la hoja de coca puede servir como excusa para militarizar el trópico, tal como lo hicieron en el gobierno de facto”, aseveró.

El mandatario manifestó que el pueblo no debe permitir nunca más que, a nombre de la erradicación de la coca y de la supuesta lucha contra la pandemia contra el Covid-19, se ponga en riesgo la vida de los productores de coca.

“Pero hermanos productores y dirigentes su aporte es necesario para lograr este objetivo y también para asegurarnos de que nunca más volvamos a vivir lo que vivimos durante el golpe de Estado aquí en el trópico de Cochabamba, bajo una excusa de la erradicación de coca”, enfatizó.

IP/MP

Send this to a friend