La Paz, 12 de junio de 2024
funny GIF

Jeanine Áñez rechaza la acusación de terrorismo, confiesa estar mejor de salud

-Expresó que se fortalece en Dios al interior del penal y que pidió un radio y que tiene un reloj como compañeros de celda.

Jeanine Áñez al interior de su celda en el penal de Miraflores/ Fotos: agencia APG, El Deber

Innovapress, 15 abr 2021.- La expresidenta Jeanine Áñez rechazó la acusación de terrorismo, que es uno de los tres presuntos delitos ordinarios que habría cometido y que investiga la Fiscalía. Áñez lleva un mes y dos días detenida en el penal femenino de Miraflores en La Paz.

“No soy ninguna terrorista, imagínese. Esta mujer, madre, acusada de terrorismo y de sedición. Yo llegué a La Paz en el peor momento, cuando todos los cobardes ya habían renunciado. Fue una sucesión constitucional”, declaró la exmandataria en entrevista cedida al periodista Marcelo Tedesqui.

La expresidenta añadió que el Gobierno que no respeta la democracia. “No le ha importado todos los esfuerzos que hicimos los bolivianos por tener la pacificación y la reconciliación que queremos entre todos”, dijo.

El Deber fue uno de los pocos medios que pudo lograr una entrevista con la exmandataria, pero refleja las condiciones en la que está recluida la exsenadora, quien además debe responder a cuatro proposiciones acusatorias que impulsa el Ministerio de Justicia en el marco de allanar el camino a un juicio de responsabilidades por sus actuaciones cuando fue presidenta.

Afirmó que hizo todo lo que tenía que hacer y que se siente tranquila porque logró -entre otros- pacificar el país.

“Yo hice todo lo que tenía que hacer, era mi responsabilidad, y tengo la satisfacción de que pacificamos el país. No fue fácil, pero producto de eso estamos viviendo en democracia. Ahora, las consecuencias de ello son eminentemente políticas, de un gobierno que es antidemocrático y tremendamente abusivo, que no respeta la Constitución ni las leyes, tampoco respeta mi calidad de exmandataria”, expresó.

Argumentó que su desempeño fue muy responsable. “Aquí lo importante no es Jeanine Áñez, aquí lo importante es la democracia y la libertad. Ahora me sucede a mí, mañana le puede ocurrir a cualquiera, y eso es lo que hay que evitar”, acotó.

Respecto a la consulta de si hubo golpe, indicó que en ese momento las elecciones estaban previstas para marzo; si no se hubiese iniciado la pandemia, las elecciones se hubieran realizado ese mes.

“Pienso que todo hubiera sido más tranquilo y menos traumático. La pandemia cambió todo el escenario. Yo no tenía ningún impedimento para presentarme como postulante a la Presidencia. Pero, lo duro y lo fuerte fue lo que se vino después”, añadió.

Rememoró que fue un año terrible, el 2020, para ella. “Ha sido un año terrible para mí. Al margen de lo que digan, de que me aproveché o que quise quedarme en el poder, no es así. Fue muy duro”, afirmó.

No obstante, afirmó que su salud se vio deteriorada debido a los problemas que se presentaron. “Soy mujer y somos más sensibles con el dolor de la gente. Y puse todo mi empeño para salvar vidas, en dedicarme a la salud. Producto de ello también renuncié a mi candidatura, porque entendí que lo importante era atender la salud de los bolivianos”.

Precisamente confesó que el estado de su salud ha mejorado mucho con relación a los días anteriores, cuando no había forma de controlar la presión. “La verdad, se debe tomar en cuenta de que no hago mucha actividad física para evitar que suba la presión”.

Su compañía, un reloj y la presencia y entrega a Dios

Áñez le comentó a Tedesqui que no pudo ingresar una radio que era su interés. “Solo permitieron que entrara un reloj. Acá me dedico a tejer y leo mucho. No hay mucho más qué hacer. Cuando me siento con mucha impotencia escribo algunas cosas que son desagradables. Leo la Biblia, que me fortalece mucho, y también un libro de Gabriel García Márquez y otro de Isabel Allende”.

Confesó ser cristiana, aunque no precisamente bautizada. “Sí, sí. Soy cristiana, no bautizada, pero sí practicante”.

“Cuando estás con Dios uno jamás se siente sola. Es lo único que me fortalece, sé que no estoy sola, sé que tiene un propósito en mi vida, la prueba no es fácil, es dura. Él es el dueño de mi vida y Él sabrá qué hacer con ella. Se me viene a la mente el apóstol Pablo, que pasó gran parte de su vida en la cárcel”, dijo.

“En las lecturas bíblicas lo tengo todo y subrayo los aspectos que considero importantes, sobre todo los que fortalecen. Por ejemplo, el libro de Isaías le da mucha fuerza al alma. Los Salmos también y las diferentes historias, como la de Job”, expresó.

IP/MP

Send this to a friend