La Paz, 27 de febrero de 2024
funny GIF

Crece el consumo de leche de burra en La Paz por la creencia de que cura el Covid-19

-Aumentó la expectativa porque en el Inlasa se desarrolla un suero hiperinmune para generar plasma a base de la sangre de este animal. Cada vasito, cuesta desde los Bs 5, 10 y la botella de un litro hasta en Bs 80.

Aumenta el consumo de leche de burra en La Paz/ Foto: tomada de Internet

Innovapress, 20 may 2021.- En los últimos días ha aumentado el consumo de leche de burra en La Paz con la creencia de que este producto cura el coronavirus o por lo menos lo resiste ya que fortificaría los pulmones. Si bien su consumo data de hace muchos años, ahora es mucho más frecuente, dicen los productores y dueños de los asnos.

Son varios los lugares ya tradicionales en la sede de Gobierno, hay uno que está en inmediaciones de la plaza Garita de Lima y otro a la altura del expuente Vita o inicios de la avenida Apumalla.

Filomena Quispe, es propietaria de cinco asnas y comenta que todas las noches hay que cerrar el hocico del animal para que pueda almacenar bastante leche. Las burras consumen mucha alfalfa o algunas cáscaras de frutas o verduras, pero los más prefieren el pasto de las praderas.

“Nosotros los traemos desde río Abajo, y hemos venido de Oruro, llegamos hasta aquí a eso de las 6 de la mañana y la gente ya conoce. Es bueno para los pulmones y para hacer desaparecer la tos”, confiesa.

Y es evidente, hay gente que se aposta alrededor de ella y se procede con el ordeñado. La venta consiste en pequeños vasos cuyos costos oscilan desde los 5, 10 y 15 bolivianos, pero hay quienes ahora llevan por botella cuyo precio el litro es de 80 bolivianos.

En Bolivia es muy popular la creencia de que la leche de burra tiene poderes curativos. Por tal motivo, es habitual ver a los campesinos con sus animales recién ordeñados en las calles de algunas ciudades, no solo en La Paz, mientras venden a los transeúntes el maravilloso alimento.

Tanto para quienes la venden como para quienes la consumen, el líquido tiene poderes para combatir enfermedades respiratorias como resfriados, asma, bronquitis y neumonía, y, además, ayuda a subir las defensas cuando estas no se encuentran en su mejor nivel, dicen.

“Yo tenía tos hace cinco años y por las noches no dormía. Leche de burra he tomado y me he sanado, por eso he vuelto”, comentó Juana Mamani.

Una de las vendedoras es Petronila Yujra, de unos 50 años, de los cuales lleva 35 vendiendo leche de burra primero en la región altiplánica de Oruro y luego en El Alto y en la Vita.

“El tratamiento, depende de la enfermedad, puede tomar día por medio como jarabe. Yo me he sanado de los pulmones y por eso me he dedicado a vender esto. El mismo médico me ha recomendado”, relató Yujra, quien vende la leche junto con su esposo. La mejor temporada para la venta es el invierno, que coincide con el alumbramiento de los burros.

Propiedades

Según estudios, la leche de burra es rica en calostro que es un líquido seroso y amarillo que tiene la leche de las madres que recién dan a luz y contiene inmunoglobulinas, agua, proteínas, grasas y carbohidratos.

Su composición es muy similar a la leche materna, aunque más ligera. Tiene un efecto regenerativo, hidrata, tonifica y revitaliza la piel. Contiene varios ácidos que ayudan a limpiar las células de la piel, a eliminar las sustancias que mantienen las células muertas en su superficie y así mejora la apariencia de la dermis.

La leche de burra contiene varias vitaminas A, B1, B2, B6, D, C y E, calcio, ácidos grasos Omega 3 y antioxidantes. Entre los componentes bioactivos o proteínas funcionales detectadas en la leche de burra, se encuentran las enzimas lisozima y lactoferrina.

Suero anticovid

A la par, Bolivia apuesta por desarrollar un suero hiperinmune contra el Covid-19 con base en el plasma de la sangre de burros que ayudaría a “neutralizar el virus” en casos moderados y severos de esta enfermedad, que es más potente que el plasma donado por humanos.

El Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) en La Paz está desarrollando un suero hiperinmune a través del plasma de tres burros, expresó el director técnico de ese laboratorio, Gil Patrick Fernández.

Se estima que el suero que se obtiene de los burros es por lo menos “50 veces más potente que el plasma donado por humanos para contrarrestar el mortal virus”.

Según los especialistas, este suero anti-Covid está en fase de evaluación y ya se puso en ratones para conocer e identificar las reacciones en los animales. La investigación todavía debe pasar a la fase clínica para luego ser publicada en una revista científica.

Fernández afirmó que Bolivia no es el único país en producir este suero ya que Argentina produce el producto, pero de forma privada.

IP/MP/RC

Send this to a friend