La Paz, 22 de abril de 2024
funny GIF

Reaparece exministro Luis Fernando López para afirmar que espera justicia en caso gases lacrimógenos

-López y Murillo fueron nuevamente sindicados por el titular de Gobierno, Eduardo del Castillo, ser parte de una “clan mafioso” que le provocó un daño económico de $us 2,3 millones en el caso gases lacrimógenos.

Los exministros Murillo y López implicados en un sobreprecio en caso gases lacrimógenos/ Foto: Archivo Internet

Innovapress, 26 may 2021.- Un día después de conocerse la detención de Sergio Rodrigo Méndez, ex mano derecha de Arturo Murillo quien fue detenido por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en Estados Unidos, el exministro de Defensa Fernando López reapareció este miércoles, para afirmar que espera se haga justicia en el caso gases lacrimógenos y los probables sobreprecios.

López escribió en su cuenta de Twitter: “Desde mi forzado e injusto exilio veo en la investigación del FBI, una luz de esperanza y justicia para llegar a la verdad. El pueblo boliviano sabe que trabajé incansablemente por el país, apegado a la CPE”.

Horas antes, el exministro López fue sindicado por el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, de ser parte de un “clan mafioso”, junto con la expresidenta Jeanine Áñez, el exministro Arturo Murillo, por haber “robado” al Estado 2,3 millones de dólares en la compra de gases lacrimógenos y material no letal en el gobierno de transición, en 2020.

La reaparición de López también se da luego que el martes el FBI dio cuenta de la detención del exjefe de gabinete de Arturo Murillo, Sergio Rodrigo Méndez quien está comprometido en acciones ilegales en la compra de gases lacrimógenos, a través de una empresa estadounidense.

Sergio Méndez, es acusado de cometer el delito de conspiración para lavado de dinero en Estados Unidos. También fueron capturados Luis y Bryan Berkman (padre e hijo) y el empresario cochabambino con nacionalidad estadounidense Philip Lichtenfeld, quienes también estarían implicadas en esta transacción para proceder con la compra con sobreprecio del material antidisturbios.

Del Castillo sostuvo que la compra de gases lacrimógenos debía hacerse efectivo por 3,3 millones de dólares, pero el gobierno transitorio pagó 5,6 millones de dólares un sobreprecio de 2,3 millones de dólares.

En tal efecto, el titular de Gobierno informó el inicio de acciones para solicitar la extradición de Murillo y López, quienes residen en Estados unidos, luego de salir de Bolivia en noviembre de 2020.

IP/MP

Send this to a friend