La Paz, 13 de abril de 2024
funny GIF

Revelan que López, Justiniano y Lizárraga eran las cuotas de poder de Camacho en el gobierno de Áñez

-Pidieron alertas migratorias para que el padre del gobernador no deje el país, aunque ya habría abandonado. Polémica en el Legislativo por las cuotas de poder en la administración transitoria.

La expresidenta Jeanine Áñez y su gabinete de ministros/ Foto: archivo digital

Innovapress, 2 jun 2021.- El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, reveló este miércoles que los exministros de Defensa, Luis Fernando López; de la Presidencia, Jerjes Justiniano y de Comunicación, Roxana Lizárraga, constituyan parte de las cuotas de poder del ex cívico y actual gobernador cruceño Luis Fernando Camacho en el gobierno de Jeanine Áñez.

“Los responsables que ahora indican que son papel blanquito que no han tenido nada que ver con el golpe de Estado, estamos hablando del señor Fernando Camacho ahí está este señor que tenía su cuota de poder, Luis Fernando López que ha sido uno de los ministros, Jerjes Justiniano que fue parte del gabinete ministerial y Roxana Lizárraga”, denunció.

“Estos señores firman este decreto supremo (el que movilizó tropas de las Fuerzas Armadas) ¿entonces en qué sentido podría decir Camacho que no tenía nada que ver? (en el denunciado caso golpe)”, añadió.

En el caso de Justiniano, afirmó que usó el Ministerio de la Presidencia para lograr favores de la justicia. “Estos señores en vez de pacificar estaban buscando intereses muy oscuros”, declaró.

Añadió que Camacho puso como empleado al entonces presidente de Impuestos Internos para evitar la fiscalización de sus empresas.

Sostuvo que el exejecutivo de la Entel, Elio Montes, también fue cuota de poder de Camacho quien autorizó el pago de finiquitos a funcionarios de la empresa por más de 800 millones de bolivianos solo por trabajar 11 días.

Señaló que el padre de Camacho tiene también responsabilidad en el denominado “golpe de Estado” porque fue -según Mamani- quien convocó a militares y policías.

“Nosotros (el MAS) no lo decimos, teníamos la sospecha y el que ha confirmado ha sido el mismo Camacho (Luis Fernando) indicando que su papá había arreglado con los policías y militares para perpetuar el golpe de Estado, así que en ningún momento Camacho no tenía que ver”, manifestó.

Dijo que se espera que la justicia no solo se centre en quienes protagonizaron el golpe de 2019, sino también en quienes colaboraron en la interrupción del periodo democrático más largo que el país vivió.

Por su parte, el jefe de Bancada de Creemos en la Cámara de Diputados, Edwin Bazán, evitó responder si Luis Fernando Camacho tuvo cuotas de poder, pero afirmó que nunca hubo golpe de Estado.

“Camacho no tuvo ninguna participación, el gobierno de transición tuvo unos espacios muy concretos y se respaldó en la Asamblea Legislativa, la declaración constitucional que señaló la ruta de la transición y fue esta Asamblea la que avaló”, afirmó.

Dijo que golpe de Estado en Bolivia nunca hubo porque eso es lo que está investigando el MAS “y sobre las cuotas de poder, ya habló Luis Fernando Camacho”, agregó.

Por su parte, el diputado del MAS, Daniel Rojas, pidió a la Fiscalía emitir alertas migratorias para quienes fueron integrantes del gabinete de Áñez y contra el padre del gobernador de Santa Cruz.

“Vemos un lento actuar en el caso golpe de Estado del Ministerio Público, otra vez, creo que el padre de Luis Fernando Camacho ya se fue a Estados Unidos, cuando nuestra hermana Lidia Patty ha pedido su arraigo porque fue quien transó con los policías y militares, tal como dijo su propio hijo, pero lamentablemente se nos fugó”, indicó.

“Todos los que participaron en el gobierno de Jeanine Áñez tienen que tener alerta migratoria, todos los exministros, exdirectores nacionales, del Banco Central tienen que responder”, añadió Rojas.

IP/MP

Send this to a friend