La Paz, 26 de mayo de 2024
funny GIF

La Iglesia Católica pidió en las eucaristías del Corpus Christi cuidado y bioseguridad frente al Covid-19

-Además llamó a los feligreses a ser solidarios y unidos en la lucha contra el coronavirus para sobre llevar las consecuencias del luto y dolor que deja el mortal virus.

En Corpus Christi hubo celebraciones religiosas con aforo reducido/ Foto: Iglesia Viva

Emilio Guillen

Innovapress, 3 jun 2021.- La Iglesia Católica rememoró este jueves la celebración del cuerpo y la sangre de Cristo en celebraciones litúrgicas con reducida presencia de feligreses y transmitidas por medio de Internet, el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), monseñor Ricardo Centellas pidió a los fieles cuidado y uso de las medidas de bioseguridad para hacer frente al coronavirus.

Tras un recorrido por varias parroquias se observaron actos religiosos por Corpus Christi, que fueron interrumpidos por segunda vez por la pandemia, en medio de la tercera ola de contagios que afronta Bolivia, una jornada en la que gran parte de las celebraciones se ha efectuado por telemática.

Gran parte de los templos y las parroquias optaron por difundir en redes sociales invitaciones de transmisiones en vivo para la feligresía en las que detallaron los horarios tanto de la misa como de la exposición del Santísimo y con restricciones parciales en los actos públicos.

“Si no estuviésemos en pandemia hubiésemos organizado una procesión como siempre lo solemos hacer, pero por la pandemia tenemos que celebrar esta fiesta al interior de los templos con participación reducida teniendo cuidado, debemos cumplir con la bioseguridad”, expresó en su homilía monseñor Centellas.

“Los hospitales están colapsados, no hay oxígeno. Se nos mueren nuestros hermanos, se nos muere la gente”, recalcó Centellas, quien también observó que las vacunas “no llegan para la mayoría de los bolivianos”.

La organización de los actos religiosos en el país ha variado según las jurisdicciones eclesiásticas, puesto que unas han optado por admitir el ingreso de fieles a los templos con aforo reducido y otras han organizado pequeñas bendiciones alrededor de los templos para evitar aglomeraciones.

Eventos masivos habituales como los que en pasados años se realizaron en Santa Cruz, una de las más afectadas por la pandemia, en el estadio Ramón ‘Tahuichi’ Aguilera, han sido descartados.

El acto mayor en la capital cruceña fue una misa en la Catedral y una procesión de bendición presidida por el arzobispo Sergio Gualberti con un claro pedido a los fieles para evitar aglomeraciones.

Lo propio se dispuso en La Paz donde no se programaron las procesiones habituales que hace algunos años finalizaban en el Teatro al Aire Libre con la celebración de una misa masiva.

Ante todo, esto, la celebración religiosa tuvo algunas diferencias con la del año pasado, que también se desarrolló en tiempo de pandemia, cuando ejercía la presidencia Jeanine Áñez de marcada profesión religiosa.

Los altos funcionarios del Gobierno del presidente Luis Arce no se pronunciaron, a diferencia de lo que pasó hace un año cuando Áñez y varios de sus ministros optaron por participar en los actos religiosos en la Catedral Metropolitana de La Paz.

Tampoco instituciones como el Ejército o la Policía se sumaron a las actividades rituales tal como se produjo en la anterior administración.

El último reporte del Ministerio de Salud del país ha cuantificado 14.732 decesos y 378.028 contagios confirmados desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado.

IP/EG/MP

Send this to a friend