La Paz, 23 de abril de 2024
funny GIF

Carencia de oxígeno agobia a cientos de familias que se desesperan por el vital gas a días del pico de la tercera ola

-El Gobierno recurre a la solidaridad de países vecinos, empiezan a instalar plantas de oxígeno una en Villa Tunari, otra en el hospital del Sur de Cochabamba, la más castigada, otra en Challapata en Oruro.

Las filas de la gente que se desespera por oxígeno en el Valle Alto de Cochabamba/ Foto: agencia APG

Innovapress, 4 jun 2021.- Cuadros de desesperación son los que se observan en los pocos centros de abastecimiento de oxígeno en el país. La gente duerme en las puertas de las distribuidoras de este elemento medicinal vital a pocos días del ingreso a la tercera ola, hay quienes impotentes reciben la noticia de que sus seres queridos fallecieron.

En las plantas de Arbieto y El Paso en el Valle Alto de Cochabamba -por ejemplo- las escenas son dramáticas ya que cientos de personas pernoctan por días, duermen y hacen filas cargados de sus cilindros de oxígeno, muchos en vehículos y otros recorren a pie kilómetros.

“He dormido por dos noches, he llegado a la puerta de la planta y cuando estaba ingresando me llamaron indicándome que mi hermano ya había fallecido”, relató un conductor con dos botellones vacíos en Arbieto.

Ante la falta de oxígeno, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba prevé habilitar soportes de oxígeno para las unidades de terapia intensiva (UTI) en los hospitales centinela de Cochabamba, Quillacollo e Ivirgarzama.

El secretario de Salud de Cochabamba, Aníbal Cruz, alertó que en días la provisión de oxígeno se terminará ante la alta demanda debido a los elevados contagios.

“Estamos entrando a un estado de colapso, de emergencia sanitaria, que puede terminar en una catástrofe. Los pacientes fallecen por falta de oxígeno”, dijo. Similar es la situación en el kilómetro 7 de la Doble Vía La Guardia en Santa Cruz y el Hospital Japonés que también colapsó.

El oxígeno medicinal integra la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de Salud (OMS), pero el costo del gas y la falta de infraestructura para instalar y mantener el suministro complican el acceso y la distribución, a ello se suma que el costo es elevado, cada cilindro cuesta entre 2.700 y 2.800 bolivianos, pero ello no es nada porque no hay oxígeno.

El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, recordó a los gobiernos subnacionales que, según la Ley de Autonomías, está dentro de sus competencias el abastecimiento de oxígeno medicinal.

Aun así, remarcó que se ejecuta un plan nacional para que este insumo médico pueda llegar a los diferentes nosocomios del país.

“Nosotros como Gobierno nacional tenemos un plan nacional de oxígeno que está en implementación, hemos aportado 200 concentradores de oxígeno para que se pueda distribuir en los puntos más críticos en este momento en el país”, indicó.

El Gobierno apela a la solidaridad de países vecinos. Terrazas comunicó que todavía debe ingresar oxígeno desde Brasil y Argentina y que un bloqueo de caminos en Chile, impide el transporte del insumo.

En Cochabamba este viernes, el Ministerio de Salud instaló un hospital móvil militar con generador de oxígeno con una capacidad de producir 20 metros cúbicos por hora.

El ministro Jeyson Auza, confirmó que en breve se entregarán dos generadores de oxígeno; uno en Villa Tunari, y otro en el municipio de Challapata, de Oruro. 

El acceso al oxígeno, relativamente fácil en Europa y América del Norte, es limitado en América Latina, África e India, debido al alto costo, escasa infraestructura y barreras logísticas, según la OMS.

El oxígeno médico se puede obtener mediante la separación de los gases contenidos en el aire. Está compuesto por un 78% de nitrógeno, un 21% de oxígeno y un 1% de gases varios como argón, dióxido de carbono y helio entre otros.

IP/MP

Send this to a friend