La Paz, 27 de febrero de 2024
funny GIF

Salvatierra afirma que la Iglesia Católica pone en riesgo su credibilidad y ratifica que en 2019 hubo golpe de Estado

-Dijo que no se produjo ninguna reunión “a puertas cerradas” entre ella, Óscar Ortiz, monseñor Eugenio Scaperllini, como garante del diálogo previo a la sucesión constitucional a la Presidencia.

Adriana Salvatierra en la conferencia de prensa en noviembre de 2019 cuando denunció que se la reprimió y no se la dejó ingresar al edificio legislativo/ Foto: archivo digital

Innovapress, 16 jun 2021.- En respuesta a la postura de la jerarquía eclesiástica que reveló algunos detalles sobre los hechos antes, durante y después de la transición gubernamental en 2019, la expresidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, expresó este miércoles que la Iglesia Católica pone en riesgo su credibilidad y que, de cualquier forma, en aquel año se produjo un golpe de Estado.

“La Conferencia Episcopal Boliviana se presta y pone en riesgo su credibilidad en medio de un proceso que ha sido muy doloroso para los bolivianos. Es cierto que ellos participaron en los hechos de noviembre de 2019 cuando intentaron ser mediadores, pero hubo una serie de acontecimientos, incluso previos que ratifican que esto fue un golpe de Estado”, afirmó.

El martes 15, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), presentó un documento – memoria sobre los hechos registrados en el país luego de la renuncia del expresidente Evo Morales y del exvicepresidente Álvaro García en el que establece que Salvatierra, junto con la diputada Susana Rivero, eludieron su responsabilidad en el marco de la sucesión en ese entonces.

“Las imágenes son claras, la primera vez que intenté acercarme a inmediaciones de la Asamblea Legislativa en plaza Murillo, la policía me reprimió y no porque yo hubiera generado un consenso o un acuerdo, no, sino, porque junto a otros asambleístas éramos un riesgo ante la situación ilegal de Jeanine Áñez y estos y otros elementos desconfiguran cada uno de los elementos y cosas que esgrime la Iglesia Católica”, descargó.

Salvatierra aclaró que, no hubo una reunión “a puertas cerradas” entre ella, Óscar Ortiz, monseñor Eugenio Scaperllini, como garante del diálogo.

“Consideró que lo importante es dejar en claro los acontecimientos, yo entiendo que la Iglesia está queriendo sujetarse de quienes creen que hubo una sucesión constitucional y justificar sus acciones en base a ello, pero la Iglesia también debe explicar lo que declara Jeanine Áñez quien dijo que hubo un conjunto de reuniones de las cuales no participamos, porque nadie nos invitó”, afirmó.

Se refirió a las declaraciones de Jeanine Áñez cuando afirmó a la Fiscalía que Carlos Mesa y Comunidad Ciudadana (CC) jugaron un papel preponderante para su asunción a la Presidencia del país y fue ahí cuando hizo saber que no se apoyaría ninguna sucesión constitucional de Salvatierra ni de ningún otro legislador del MAS argumentando que la población no lo aceptaría.

Según Salvatierra, en las reuniones, previas a la sucesión a las que no asistieron representantes del MAS se había considerado que era importante que el MAS haga quorum en la Asamblea Legislativa, ya que su presencia, tanto en los encuentros extra legislativos como en el hemiciclo, validaban la Presidencia “inconstitucional” de Áñez.

“Lo que ellos buscaron es que nosotros, a través de nuestra presencia, validemos la sucesión inconstitucional de Jeanine Áñez, que el MAS valide un acto que a todas luces iba a ser inconstitucional”, añadió.

En su criterio, ninguna reunión extraoficial “es relevante” para determinar una solución a la crisis político – social ya que esa era responsabilidad de Órgano Legislativo.

“Considero que lo realmente importante es que se vuelva a los hechos que son investigados en este momento ¿Quién llamó a Jeanine Áñez para sugerirle que sea presidenta? Carlos Mesa pidiendo que nadie del MAS asuma (la Presidencia) y en los hechos, una sesión sin quorum y sin garantías en la que se toma una decisión ilegal en torno a la Presidencia del Estado”, argumentó.

Acotó que fue evidente que más allá de los encuentros extra legislativos, está corroborado que Áñez violó el Reglamento de la Cámara Alta al “autoproclamarse” como Presidenta de Bolivia.

IP/MP

Send this to a friend