Susana Rivero declara en la Fiscalía y presenta pruebas de que no hubo un “vacío de poder”

-Llegó de forma voluntaria. Criticó la postura “cobarde” que asumió Carlos Mesa al eludir su responsabilidad por los sucesos de 2019. Pidió que Dios perdone los pecados de la Iglesia Católica.

La exdiputada Susana Rivero en la Fiscalía este viernes/ Foto: agencia APG

Innovapress, 18 jun 2021.- La exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero, se presentó de forma voluntaria este viernes a prestar sus declaraciones en el caso golpe de Estado que investiga el Ministerio Público oportunidad en la que presentó pruebas de que nunca hubo “vacío de poder”.

“He traído mis pruebas aquí están he firmado como primera vicepresidenta de la Cámara de Diputados y presidenta en ejercicio el día 11 de noviembre. No he renunciado muéstrenme una renuncia anterior. Renuncié el 14 y entregaré las pruebas al Ministerio Público.”, manifestó la exlegisladora.

De esa manera, Rivero reapareció e indicó que habría presentado su renuncia a la Cámara Baja dos días después de la asunción de Jeanine Añez en Palacio Quemado.

“He venido como boliviana, como política porque el país merece políticos que den la cara, que respondan las preguntas y que aporten con las investigaciones, no los que tiran la piedra y esconden la mano”, afirmó en referencia directa a la postura “cobarde” del expresidente Carlos Mesa quien no declaró ante la comisión de fiscales.

“Algunas personas han justificado sus hechos, sus delitos cometidos en una supuesta lucha de defender los mandatos constitucionales, incluido el señor Carlos Mesa que a su estilo cobarde no quiso emitir ningún criterio cuando fue convocado”, añadió.

“Bolivia en su vida democrática ha tenido muchas crisis, sociales, pero en todos esos momentos difíciles, los líderes tuvieron la fortaleza y encontrar caminos de solución; a excepción de 2019. Con tanques militares, aviones caza, muertes, amedrentamientos, extorsiones, lograron quitarnos las esperanzas de la democracia y la convivencia pacífica en Bolivia a pesar de las diversidades”, señaló Rivero.

Interrogó a la oposición si cumplieron con el artículo 161 de la Constitución Política del Estado (CPE), que señala que se debe aceptar la renuncia de un mandatario antes de dar lugar a una sucesión constitucional.

“He venido a declarar voluntariamente porque creo que, como política, como actora, como boliviana, tener la responsabilidad con el país y con las víctimas, de venir a hablar lo que vi, lo que sé y lo que viví”, enfatizó.

Dijo contar con documentos que demuestran que el MAS no generó un vacío de poder en la administración del Estado y volvió a refutar la memoria que presentó la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) sobre la pacificación.

Arremetió contra algunos prelados de la Iglesia Católica de quienes dijo que faltan a la verdad en su memoria sobre los hechos de 2019.

“El país necesita respuestas, el país necesita justicia y a la Iglesia Católica, que me ha excomulgado muchas veces, le digo que Dios perdone sus pecados”, manifestó la exdiputada oficialista.

IP/MP

Send this to a friend