La Paz, 27 de febrero de 2024
funny GIF

Presidente Arce pide a la Policía apego a la Constitución y fidelidad al Gobierno legalmente constituido

-Dijo que la institución del orden fue venida a menos durante el Gobierno transitorio. Indicó que el mando se ejerce desde la Presidencia a través del ministro de Gobierno. Recuerda que la familia policial no nació en cuna de oro. Comprometió su modernización.

El presidente Luis Arce en el patio de honor de la Academia Nacional de Policías en la zona de Bajo Següencoma en La Paz/ Fotos: Prensa Min. de la Presidencia

Marcelo Padilla

Innovapress, 28 jun 2021.- El presidente Luis Arce pidió este lunes, durante el acto de aniversario por los 195 años de creación de la Policía Boliviana, apego de la institución a la Constitución Política del Estado (CPE) y fidelidad al Gobierno legalmente constituido y evitar hechos de violencia como los registrados en 2019.

En el acto recordó la creación de la institución el 24 de junio de 1826 por decisión del entonces presidente Antonio José de Sucre.

“Debe haber una profunda reflexión de la Policía para encarar transformaciones estructurales orientadas a reestablecer la confianza que debemos tener en una institución llamada a darnos seguridad en el marco del absoluto respeto a nuestra Constitución Política del Estado”, afirmó.

Recordó los estipulado en la CPE y el rol de la institución. “Como fuerza política tiene la misión específica de la defensa de la sociedad y la conservación del orden público y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio boliviano, debe ejercer el rol policial de manera integral, indivisible y bajo mando único, depende de la Presidenta o del Presidente del Estado por intermedio de la ministra o ministro de Gobierno”.

De igual manera, de acuerdo al artículo 251 numeral 2 se establece que “como institución la Policía Boliviana no delibera, no participa en la acción política partidaria, por lo tanto, los principios rectores de esta institución, como lo hemos venido señalando deben ser el amor de nuestra Patria, el servicio al pueblo, la honestidad, la disciplina, el respeto a la institucionalidad y a la democracia, así como la fidelidad al Gobierno constitucional democrático y legalmente constituido”, señaló Luis Arce.

“Estamos en un momento de reconstrucción de nuestra Patria, después del golpe de Estado de noviembre de 2019 y de un gobierno de facto que utilizó a nuestra Policía para perseguir, criminalizar, y atentar contra la vida del pueblo, así como se destruyeron los cimientos políticos, económicos y sociales que con tanto esfuerzo se construyó desde 2006, también la confianza del pueblo en las fuerzas del orden fue destruida”, afirmó.

Expresó que hubo una participación de algunos jefes policiales en el golpe de Estado y ello se establece en una encuesta de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) entre el 20 de abril y 11 de mayo de 2020 que la Policía Boliviana tiene cerca del 60 por ciento de negatividad en la opinión pública, por culpa de un grupo de malos policías.

“Todas y todos sintieron en las calles el rechazo del pueblo del cual proviene la mayoría de la familia policial, porque la mayoría no nació en una cuna de oro, son hijas e hijos de familias humildes trabajadoras de madres de pollera, de manta, de padres de abarca, de ponchos, de sombrero, son hijas e hijos de quienes el gobierno de facto tildaba de salvajes, de sediciosos, de terroristas, ese es el daño que ocasionó el motín policial”, enfatizó el mandatario.

Añadió que hubo en 2019 una ruptura del orden constitucional y la instrumentalización política de la Policía como parte de un gobierno de facto que los enfrentó contra el pueblo y que buscó que nieguen y sientan vergüenza de sus propias raíces.

Arce demandó reivindicar junto a la Policía la cultura de la vida para lo que se requiere de una policía especializada, institucionalizada, descolonizada y despatriarcalizada con reconocimiento nacional e internacional que combata el delito en todas sus manifestaciones que pasa por la generación de condiciones dignas de trabajo.

Dijo que la Policía debe poner en el centro de sus prioridades la lucha contra la violencia a la mujer y la niñez y erradicar los femicidios e infanticidios cuanto antes.

“Por lo tanto, ser destinado a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia no puede seguir siendo visto como un castigo”, afirmó.

Pidió una Policía comprometida con la economía nacional, que coadyuve de manera eficiente contra delitos como el contrabando valorando la industria cuidando a los productores para hacer crecer la economía de las familias y de la Patria.

“La Policía nunca más debe cortar, quemar o pisar un símbolo patrio, no debe nunca más estar enfrentada al pueblo humilde del cual proviene y al cual debe servir. La Wiphala es un símbolo de nuestra plurinacionalidad, de la complementariedad, del consenso, de la identidad, del equilibrio en nuestras diferencias, es símbolo de resistencia”, acotó el jefe de Estado.

Demandó una lucha sin tregua contra la corrupción en la Policía. “El pueblo nos demanda actuar con transparencia en los valores y principios establecidos en la Constitución”, indicó.

IP/MP

Send this to a friend