La Paz, 15 de junio de 2024
funny GIF

El frío cala hondo entre personas de la calle, piden abrigo y mayores albergues ante temperaturas bajo cero

-Muchos son migrantes del interior e indigentes quienes confiesan que su estado de salud se complica al no poder acceder a un refugio por las noches. El municipio solo tiene habilitados dos albergues nocturnos.

El frío penetra fuerte en las noches sobre todo en las personas que duermen en la calle/ Foto: archivo digital

Carlos Flores

Innovapress, 30 jun 2021.- Las personas en situación de calle en La Paz es uno de los sectores sector más vulnerables ante la ola de frío invernal y aseguran que hay noches en que no consiguen un sitio para pernoctar; por esta razón, deben dormir sobre cartones o dentro de cajeros automáticos para sobrevivir a la ola de frío. Piden mayores albergues, temen morir a la intemperie.

La sede de Gobierno se caracteriza por temperaturas medias entre los 15 y 18 grados centígrados, pero ahora los termómetros registran temperaturas bajo cero, sobre todo en las noches y las madrugadas, según Meteorología de AASANA, la semana pasada estuvo entre los 2 y 3 grados bajo cero en el pleno centro paceño.

Ante ese panorama, las personas en condición de calle que por diversos motivos hicieron de las vías públicas su hogar confesaron la dura realidad que les toca atravesar en este invierno.

“Por la noche es grave. He llegado a dormir hasta en ese rincón (cajero automático) porque el viento me hacía padecer, no se puede soportar tanto frío, me he resfriado fuerte y estuve a punto de morir de pulmonía”, confesó Alberto P, migrante de 45 años de Potosí.

Muchas personas hacen de las calles su lugar de pernocte/ Foto: archivo digital

Héctor relató que llegó de Cochabamba, habiendo quedado solo después de que fue expulsado de su casa. “Ahora trabajo haciendo de todo para al menos comer. Me da miedo dormir de noche así que prefiero caminar en el frío hasta el día siguiente”, comentó.

Confesó que junto a varios de sus compañeros durmieron en el frío y sus amigos no volvieron a despertar. “A veces voy al refugio de la Alcaldía pero cuando llego muy tarde, ya está lleno y debo seguir caminando en la calle, sería bueno más albergues”.

Corina, de 90 años, contó que su hija ya no quiere atenderle, y que por eso ahora pide limosna por el centro de la ciudad. No puede moverse mucho porque tiene una lesión en el pie y se vale de cartones para protegerse del frío cuando llega la noche.

“Me quedo hasta la 1:00 de la madrugada, luego tengo que empezar a caminar nomás, aunque me duelen los huesos, mis rodillas me lastiman cada vez más. Nadie se apiada de mí”, lamentó.

María de 49 años, también recorre el centro cargando bolsas con sus pocas pertenencias.

Ante ello, la Alcaldía habilitó en la Unidad Educativa España de la avenida Montes, un albergue para migrantes del interior del país y personas en situación de calle. Brindan cobijo, atención médica, alimentación y actividades recreativas y educativas.

Muchas personas esperan la mañana para abrigarse en el sol/ Foto: Innovapress

El refugio atiende desde las 18:00 hasta las 6:00 del día siguiente. Tiene capacidad para 60 personas, posee espacios de aislamiento para aquellos que dieran positivo a la prueba rápida de coronavirus. El único requisito de ingreso es un documento de identidad, ya sea el carnet o certificado de nacimiento.

“Antes de que ingresen hay un proceso de sensibilización y educación para que todas las personas se realicen la prueba de manera voluntaria. Hasta el momento, desde la inauguración, el albergue no presentó ningún paciente con caso positivo”, declaró Ivana Calle, secretaria Municipal de Desarrollo Social.

Patricia Velasco, de la misma repartición, indicó que hay otro lugar que es el Refugio Municipal Zenobio López, ubicado en la avenida René Zavaleta, al frente del Mercado Campesino, para personas en situación de consumo de bebidas alcohólicas, drogas e inhalantes.

“El único requisito es que no ingresen con bebidas alcohólicas. Es sólo para gente que presente compulsividad al consumo, síndrome de abstinencia o dependencia. Abrimos desde las 18:00 hasta las 9:00, tenemos una capacidad para 20 personas, 15 varones y 5 mujeres”, acotó.

Explicó también que en este refugio se les pide a los albergados que ayuden en la limpieza de los espacios comunes y que participen en las actividades educativas, en las cuales se les enseña a manejar sus emociones, a trabajar su autoestima y a buscar nuevas oportunidades. Para ello, disponen de baños, duchas y cocina para su uso.

IP/MP

Send this to a friend