La Paz, 22 de julio de 2024
funny GIF

Procuraduría debe elevar informe esta semana a la CIDH sobre salud de expresidenta Jeanine Áñez

-Hace días intentó suicidarse. En una carta ese órgano internacional exige que -en siete días- el Gobierno deberá explicar sobre el estado de salud físico y mental de la exmandataria.

Jeanine Áñez sufre toda una odisea por su estado de salud/ Foto: agencia APG

Innovapress, 05 sep 2021.- Luego que, por quinta ocasión, el juez Andrés Zabaleta negara la acción de libertad a la expresidenta Jeanine Áñez, quien busca defenderse en libertad en resguardo de su salud. Esta semana, la Procuraduría debe elevar un informe sobre el estado de salud de la expresidenta ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la audiencia, durante su intervención, la propia Áñez, denunció que es víctima de “tortura psicológica” en el penal. Hace días, trascendió que la expresidenta intentó suicidarse al interior del reclusorio.

La CIDH, instancia de la Organización de los Estados Americanos (OEA), demandó a Bolivia informar sobre la salud de la expresidenta interina Jeanine Áñez, según una carta difundida por esa instancia internacional.

La misiva fechada el 31 de agosto está dirigida al canciller Rogelio Mayta y pide enviar “en un plazo de siete días” información sobre “la salud tanto física como mental” de la exmandataria de 54 años, así como detalles de su acceso a atención médica.

“De conformidad con el artículo 25(5) del Reglamento de la CIDH, y sin prejuzgar sobre el posible otorgamiento de medidas cautelares, cumplo con solicitar a su excelencia tenga a bien enviar a esta secretaría, en un plazo de siete días, contados a partir de la recepción de este comunicado, la información que considere oportuna sobre la situación a que se refiere el peticionario”, señala parte de la misiva firmada por Mario López-Garelli, perteneciente a la CIDH.

Además, requiere citar las medidas que el Estado habría implementado para “proteger los derechos” de Áñez.

La defensa de Áñez dijo el viernes que había solicitado a la CIDH medidas cautelares en favor de su cliente, señalando “amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de la vida e integridad personal de la exmandataria”.

Los abogados también denunciaron “la falta de acceso a un tratamiento médico adecuado (…) para restablecer su estado de salud”.

Áñez está encarcelada desde marzo. Tiene dos detenciones preventivas en su contra, una por terrorismo, sedición y conspiración, mientras que la segunda, por incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución, en el caso denominado “golpe de Estado”.

Su defensa y familia denuncian que recibe tratos inhumanos, además de tortura física y emocional.

La negativa del juez, responde a la posibilidad de que una vez fuera del penal de Miraflores, Áñez intente abandonar de manera ilegal el país como hicieron los exministros de Gobierno y Defensa, Arturo Murillo y Fernando López.

Sin embargo, el juez anticorrupción Segundo de La Paz, Andrés Zabaleta, argumentó que para ser válido la demanda de la defensa de Áñez deberá ser resultado de una junta médica.

Zabaleta argumentó que Áñez cuenta con atención médica, su estado clínico y neurológico es estable y la hipertensión está controlada.

IP/MP

Send this to a friend